Desungulación

Cuando nos planteamos que tenemos problemas con nuestro gato de que araña, una de las opciones que nos ofrecen es la desungulación. Hay gente que desungula sin saber en que consiste la operación ni los riesgos que conlleva.

La desungulación es la extracción de las uñas de manera definitiva y, para ello, es necesario cortar la primera falange para que la uña no vuelva a crecer.

 

Los gatos necesitan arañar. Arañar es una actividad ligada a la naturaleza del gato. Un gato araña varias veces al día, con muchos fines: liberar estrés, marcar su territorio, ejercitar sus músculos, etc. Las uñas son el corazón de la actividad de arañar.

 

Las uñas también son necesarias para que el gato camine. Las garras cargan con todo el peso del gato. Los gatos se sostienen y caminan sobre toda la extensión de la garra. Cuando se amputa el extremo, como ocurre en una operación de desungulación, el gato se ve obligado a modificar su postura de acuerdo con este cambio.

No lo mutiles. Hay muchos remedios alternativos como cortarle las uñas regularmente o ponerle fundas. Consulta con tu veterinario y, si te recomienda desungular, CAMBIALO POR OTRO, AL VETERINARIO ;)

Volver a Salud felina